ILUMINACIÓN VIAL

INTRODUCCIÓN A LA ILUMINACIÓN VIAL

El número de luminarias viales en el mundo supera ya los 300 millones, y sigue aumentando. La mayoría de ellas están todavía pendientes de conversión a tecnología LED, a pesar de las clarísimas ventajas técnicas y económicas.
Los requisitos oficiales difieren de un país a otro, pero los principios generales de una buena iluminación vial son las mismas en todo el mundo: una luz de buena calidad que garantice una buena visibilidad y seguridad vial. Sea una pequeña calle peatonal, una autopista con muchos carriles, un paso de peatones o un túnel, la iluminación correcta se puede conseguir de muchas formas.

ALGUNAS CLAVES PARA UNA ILUMINACIÓN VIAL DE BUENA CALIDAD ÓPTICA:

Eficacia luminosa (lm/w) y “eficacia en uso” con la ayuda de un control óptico – Para dirigir la luz donde se necesite, con un mínimo de pérdida
Luminancia (cd/m2) o niveles de iluminancia (lx) – La luminosidad y el grado de luz en carreteras
Uniformidad – Una buena uniformidad de luz es clave para la seguridad vial y para asegurar buena visibilidad en toda la carretera.
Deslumbramiento – Luz excesiva o molesta que reduce la visibilidad para el usuario, a menudo causada por una distribución luminosa demasiado amplia.
Contaminación lumínica – La luz enviada hacia arriba tiene como consecuencia que el cielo nocturno brille con demasiada intensidad. Un exceso de luz de fondo y de luz intrusa puede molestar a inmuebles vecinos e incluso afectar al sueño.
Flexibilidad – Un buen diseño y un gran número de tipos de distribución lumínica para una diversidad de soluciones y requisitos en iluminación vial.
Modularidad y diseños a prueba de futuro – Para soluciones de rápida salida al mercado con menos inversión.

Encuentre productos para alumbrado público

Consulte nuestra guía de lentes para alumbrado público

POR QUÉ UTILIZAR LEDS
POR QUÉ SE NECESITAN ÓPTICAS
POR QUÉ LEDiL

¿POR QUÉ UTILIZAR LEDS?

Los dos costes más grandes en iluminación vial son el mantenimiento, incluido el cambio de lámparas, y el consumo de energía. No es de sorprender, por tanto, que los LEDs, de alta eficiencia energética, fiabilidad y larga vida, estén tomándole el relevo a las fuentes de luz convencionales. Gracias a su tamaño relativamente pequeño, los LEDs también ofrecen posibilidades nuevas e interesantes para un mejor control óptico de la luz. A diferencia de las lámparas de vapor de sodio a alta presión, de un color amarillo anaranjado, los LEDs pueden producir prácticamente cualquier temperatura de color y tienen una excelente reproducción cromática. La variedad de paquetes LED disponibles (de alta potencia, mediana potencia, CSP, con chip integrado etc.) significa que hay varias opciones ideales para la iluminación vial de una zona.